Esta abuela de 79 años se escapó del hogar de ancianos para hacer su sueño realidad.

No deberíamos morir sin antes hacer nuestros sueños realidad, a continuación veremos una historia que hara reflexionemos acerca de lo que queremos hacer en nuestras vidas y ver que no es difícil.

SADIE SELLERS, una anciana de Irlanda del norte, siempre quizo hacerse un tatuaje, esta señora de 79 años, 11 nietos es residente de Daleview house, lugar del cual se escapó, para ir a tatoostudio 76 con su nieta.

Uno de sus hijos, corrió a visitarla, no la encontró, resulta que su mamá se había fugado, de el ancianato donde vivía, para hacerse un tatuaje.

SELLERS era funcionariapublica en Irlanda del norte, su hijo tony de 57 años, es conductor de un camión, y tiene 8 tatuajes, igualmente que samantha, la nieta del sadle, quien la acompaño en esta intrépida aventura.

SADLE pregunto al tatuador cuanto demoraría, y noto que en instantes había acabado, “No sentí nada” añade-

Su hijo tonny dice que cuando entró, habían entre la multitud chicos muy jóvenes, y ahí estaba su madre, haciéndose su tatuaje era un poco fantástica.

Le hicieron varias preguntas, como que pensaría su familia sobre este tatuaje? Ella respondio, que no le importaba la opinión de sus familiares, que ella deseaba terminar de vivir su vida intensamente.

La edad no viven nosotros, vivimos para hacer de la edad los mejores tiempo.

Loading...

Déjanos tu comentario