El dolor en la planta del pie al pisar el suelo al despertar puede ser señal de una enfermedad

¿Te ha pasado que al levantarte en la mañana sientes dolor en la planta del pie?

Si tu respuesta es afirmativa debes estar alerta, ya que existe una patología llamada fascitis plantar que es la responsable. Esta enfermedad es la inflamación del tejido conectivo grueso que une el talón a los dedos del pie.

Esta condición afecta la fascia plantar, la cual es una banda de tejido elástico que va desde el calcáneo hasta la zona metatarsal (debajo de los dedos), que es muy sensible debido al desgaste. La inflamación de esta estructura, principalmente la zona en la que la fascia se inserta con el calcáneo, es lo que conocemos como fascitis plantar.

Debes tener ojo con esta situación. Algunas personas dicen que no se necesita consultar al médico y que por lo general se puede realizar un autodiagnóstico, o que raras veces se necesitan análisis de laboratorio para dar con el problema. Pero esa enfermedad puede agravarse y traer consecuencias graves para la salud.

Riesgos de fascitis plantar cuando hay dolor en la planta del pie

Usted podría presentar dolor del pie a largo plazo y este podría llegar a ser irreparable, lo que puede interferir con las actividades diarias. La manera de caminar podría cambiar por la inflamación. Es posible que cause problemas a la rodilla, la cadera o la espalda, como dolor o rigidez. La fascia plantar podría romperse (desgarrarse completamente).

Causas de la enfermedad

  • Exceso de carga sobre el pie causada por correr largas distancias, especialmente en terrenos desfavorables con pendientes pronunciadas.
  • El uso de calzado inadecuado, con la suela demasiado blanda o de sujeción deficiente del arco plantar o del talón.
  • Pies planos o excesivamente arqueados.
  • Exceso de peso, se considera que un IMC>30 es un factor de riesgo de tener fascitis plantar.
  • Tener un tendón de Aquiles tenso (el tendón de Aquiles es el que conecta los músculos de la pantorrilla al talón).

Debilidad del músculo sóleo, situado en la pantorrilla por debajo del gemelo. Este músculo se encarga de la flexión de la planta del pie, de modo que si se encuentra alterado, el paciente tratará de corregir la falla modificando el paso, pudiendo provocar así otro tipo de lesiones y dolores en la planta del pie.

Edad. Según vamos envejeciendo, la fascia plantar va perdiendo elasticidad. A esto se suma que la musculatura que participa en el movimiento del pie también va perdiendo su fuerza y su capacidad de regenerarse disminuye. Además, la capa de grasa ubicada en el talón, y que amortigua gran parte del impacto que recibe el pie, también disminuye, favoreciendo la aparición de lesiones en la fascia.

Síntomas de la fascitis plantar

El principal síntoma es un dolor en la planta del pie. Si esto te pasa a menudo, podrías estar sufriendo de esta condición. Una vez que caminas un poco, la fascia se estira y la molestia suele disminuir.

En deportistas, en las etapas iniciales de la fascitis, es posible que el dolor sólo aparecerá por la mañana y después de hacer deporte. Hay que tener presente que cuando los primeros síntomas se hacen notar, debemos empezar a tomar medidas, ya que tenemos muchas posibilidades de que la fascitis se vaya agudizando.

Estos síntomas se pueden controlar con descanso, pero si es muy grave, debes acudir al médico para que te recete un tratamiento apropiado.

Tratamiento para el dolor en la planta del pie

Lo ideal es acudir a un médico especialista que realice exámenes como radiografías o ultrasonidos para descartar que se trate de algo más severo. Si la fascitits es confirmada, se pueden realizar tratamientos con antiflamatatorios locales o corticoides acompañado con fisioterapia.

Según las causas, los médicos pueden hacer ciertas recomendaciones. Adelgazar es la recomendación más común que ellos hacen, ya que el sobrepeso está contraindicado en esta enfermedad.

Algunos consejos prácticos:

  • Ponte en un peso adecuado.
  • Usa calzado bien almohadillado, cómodo y acorde a tus actividades.
  • Usa plantillas con refuerzo del puente del pie y almohadillado del talón.
  • Haz ejercicios de estiramiento tanto del gemelo como de la fascia plantar, antes y después de hacer deporte, o al comenzar y terminar el día.
  • Si tienes una pisada pronadora (inclinas el pie hacia dentro), recomendamos que lleves alguna cuña o plantilla que te deje una pisada neutra o supinadora.
  • Si practicas algún deporte de impacto para tus pies, lo mejor sería usar zapatillas deportivas diseñadas a medida o que lleves plantillas especiales para deportistas.
  • Evita usar calzado plano o muy rígido y no camines descalzo por mucho tiempo.
  • Y en caso de que el dolor haya aparecido repentinamente, te ayudará a mantenerlo a raya aplicar frío en la planta del pie.

Ten presente estos consejos para evitar que esta condición sea desfavorable para tu salud y se convierta en algo peor de curar. Tener dolor en la planta del pie puede disminuir tu calidad de vida, al mismo tiempo que afecta la salud. Recuerda que caminar es uno de las actividades que más realizamos los humanos.

Dirigirte de un lugar a otro puede verse afectado por el dolor en la planta del pie ¿cómo evitar esto?, en primer lugar debes ir un especialista. Luego seguir las recomendaciones médicas. Sin embargo, estamos seguros de que mantener una buena alimentación te ayudará a bajar esos kilos de más que te producen dolor.

Los pies soportan toda la carga de nuestro cuerpo, es decir, todo el peso está sobre ellos. Esta razón los convierte en una zona especial de cuidado, ya que si se ven afectados, todo nuestro andar se ve afectado. Recuerda masajearlos suavemente cada noche antes de dormir y darles el trato necesario cada día de tu vida, si algo anda mal es hora de ir al médico.

Loading...

Déjanos tu comentario