Como crear tu propia Ginger Ale natural cargada de probióticos y enzimas beneficiosas!

El Ginger Ale es una bebida gaseosa muy refrescante que se elabora con agua, jengibre, azúcar y limón.

Aunque esta es una bebida comercial muy popular, se puede preparar en casa fácilmente con productos totalmente naturales y como en este caso, con la receta que le describiremos, se puede elaborar un Ginger Ale rico en probióticos y enzimas beneficiosas para el organismo.

Durante siglos, las culturas de todo el mundo han elaborado diversas formas de fermentación natural (sodas) de infusiones azucaradas o mezclas de zumos de frutas con enzimas y probióticos saludables, y la receta de este Ginger Ale se basa en las antiguas recetas saludables para crear un refresco con gas natural y con jengibre fermentado que tiene grandes propiedades para la salud.

El Ginger Ale se ha utilizado en la medicina china por sus  innumerables propiedades que pueden ayudar en el tratamiento de distintas condiciones de salud como puede ser su ayuda al tracto digestivo, alivia las náuseas, reduce la fiebre, calma la tos y es eficaz en el tratamiento de los problemas respiratorios, estimula el sistema circulatorio, alivia los dolores musculares o incluso puede ayudar a reducir la presión arterial entre otros.

Receta de Ginger Ale natural casero.

Ingredientes:

POPULAR:
Solo aplica este remedio a base de jengibre y tu pelo comenzara a lucir como actriz de telenovela

-Un trozo de raíz de jengibre fresco de entre 2.5 y 5 cm picado.

-1/2  taza de azúcar.

-Media taza de jugo de limón fresco.

-1/2 cucharadita de sal marina o sal del Himalaya.

-8 tazas de agua filtrada.

-1/2  taza de jengibre fermentado casero o bien puede utilizar ¼ de taza de suero de leche.

Modo de preparación:

Ponga en una olla  3 tazas de agua, la raíz de jengibre picado, el azúcar y la sal y llevar a ebullición.

Cocine a fuego lento la mezcla durante unos cinco minutos hasta que el azúcar se disuelva y la mezcla comience a oler al jengibre.

Retire del fuego y añadir el agua adicional.

Deje enfriar la mezcla a temperatura ambiente.

Una vez esté la mezcla fría, añada el jugo de limón y el jengibre fermentado o suero de leche y traspase la mezcla a un tarro de cristal con tapa.

Mezcle bien, cierre el tarro herméticamente y deje a temperatura ambiente para su fermentación durante 2 o 3 días. Pasado ese tiempo guarde el frasco en la nevera. La mezcla puede ser filtrada y trasferida a otra botella si lo desea antes de guardar en la nevera.

Su Ginger Ale estará listo para tomar. Asegúrese de remover antes de tomarlo.

Loading...

Déjanos tu comentario